Boda en el Palacio de Agüera y una ceremonia con magia

Hay un momento muy importante en todas las bodas,la ceremonia.Algunas se desarrollan en una Iglesia,otras en un ayuntamiento o al aire libre.En fin,que hay un montón de opciones mas o menos tradicionales,o según como encaje con vuestra forma de ver ese momento.La mayoría son lugares espectaculares que aportan muchísimo en todos los sentidos.

Por otra parte están esos lugares únicos,aquellos que son especiales porque forman parte de vuestra historia,esos que transforman lo ordinario en algo extraordinario.Ana & Roberto escogieron uno de estos últimos para su boda y lograron algo absolutamente increíble.

Déjame que te cuente que cuando conocí a Ana y Roberto,supe desde el primer minuto que contar su historia seria algo muy especial,y es que son dos personas tan generosas,tan simpáticas,que conectas con ellos desde el principio Ana con su sonrisa siempre sincera y Roberto un crack (muy futbolero) que siempre tiene una broma debajo de la manga para hacerte reir.Juntos forman el mejor equipo.

Cundo los conoces un poco mas,te das cuenta de que son dos personas tremendamente generosas,muy comprometidas en ayudar a los demás,cosa que hacen a diario cuidando de nuestros mayores en su residencia.Y precisamente este fué el lugar elegido para celebrar su ceremonia.Este y no otro,porque ellos no se imaginaban un sitio mejor que rodeados de las personas que cuidan cada dia y también de las que alguna vez les cuidaron como sus padres y amigos.

Te puedes imaginar que no era el único que estaba muy ilusionado con que llegase el momento,antes de la ceremonia se respiraba en el ambiente esa mezcla de nervios e ilusión previa a presenciar algo grande,algo auténtico.Patricia de The love Forest,estaba ultimando los detalles de un trabajo increíble como cada ceremonia/boda en la que pone todo su esfuerzo.

Ana radiante,estaba maquillada por una profesional de auténtico lujo,Reyes Tabares,siempre dando lo mejor de si para conseguir el mejor resultado,Ana lució un precioso vestido a cargo de Cristina Pascual.

Después de una ceremonia llena de anécdotas,emoción a raudales y mucho cariño,nos dirigimos rumbo a otro lugar muy especial,ya que seguimos celebrando la boda en El Palacio de Agüera,una bella casa solariega asturiana del Siglo XVII, que destila historia por cada rincón desde su fachada hasta su imponente jardín exterior.

Una vez allí,aprovechamos los jardines,ya que una boda en el Palacio de Agüera resulta el escenario perfecto para nuestra sesión.Estas sesiones las planeo rápidas,ya que no quiero que os perdáis el cocktail,considero que es un momento muy bonito para vivirlo y disfrutarlo con vuestros familiares y amigos.

En el exterior del Palacio,tubo lugar un cocktail al aire libre,con unas impresionantes vistas.Bosques y montañas rodeaban el paisaje que todos los invitados pudieron contemplar mientras disfrutaban del aperitivo.

Después de la cena,un montón de discursos con palabras bonitas para nuestra pareja y alguna que otra broma,nos fuimos al precioso patio interior del Palacio de Agüera en el que Ana y Roberto acompañados de todos sus invitados,se marcaron un baile que fué uno de los momentos estrella de la noche.

Poco después iniciamos la fiesta en la primera planta del palacio y os podeis imaginar que fué un fiestón por todo lo alto

En resúmen,os diré que me ha encantado formar parte de la historia de dos personas tan increibles,que quisieron desde el primer minuto que su boda fuera auténtica,diferente,original,única….y !vaya si lo consiguieron! 🙂

Leave A

Comment