Boda en el Palacio de Meres una joya en el centro de Asturias

Una de las mejores cosas de realizar una boda en el Palacio de Meres,es que debido a su situación privilegiada,no tienes que moverte mucho para llegar a un lugar tranquilo y alejado del ritmo y constante ajetreo de la ciudad.Si queremos desconectar un poco,o echar un vistazo mas allá del paisaje que dibujan los edificios de la ciudad,el Palacio de Meres es sin duda el lugar ideal.Ya que muy cerca de la capital(Oviedo) se encuentra esta joya,a escasos 15 minutos del centro.

Más de cinco siglos nos observan desde la fachada de este Palacio Asturiano, que ha recuperado su antiguo esplendor,tras una minuciosa restauración.Restauradores, artesanos, arquitectos, decoradores y botánicos dieron y dan nueva vida a sus aristocráticos salones y jardines, escenario privilegiado de grandes rodajes de cine.

Y es que no solo el Palacio se lleva todo el mérito,pues una auténtica joya en forma de iglesia espera escondida en su interior.Es increíble ver,como el minucioso trabajo de restauración,ha dado sus frutos recuperando su esplendor original.

Sin duda una boda en el Palacio de Meres es algo especial y único.Algo que desde luego va de la mano de una de las historias mas bonitas que he tenido el placer de contar y esta es la de Cristel & Miguel.

En el Palacio y bajo una luz muy especial,el equipo de Reyes tabares y Barbareando ,daban el inicio a los preparativos,y no me puedo imaginar mejor equipo para ese día,que este duo de profesionales para acompañarlos.Siempre es un placer verlos trabajar de cerca.Al igual que a mi gran compañero Guillermo de La Casa Junto al Mar que se encargo de que su trabajo como videógrafo de la boda sea como siempre original y creativo.

Ya sabéis que me encanta este momento,porque la naturalidad esta en el ambiente en forma de risas,nervios y alguna lágrima de emoción que decide escaparse 🙂

Haciendo acopio de todos los detalles que Cristel luciría en su gran dia,vestido,zapatos,anillos..me di una vuelta quería aprovechar al máximo todos los rincones que me ofrece el palacio para este tipo de fotos.En estas fotos normalmente los protagonistas suelen ser el vestido los zapatos y anillos,pero esta vez teníamos un invitado mas en la fiesta en forma de pulsera,que a primera vista pasaría desapercibida,pero que mas tarde,Marta,la madre de Cristel,me comentó que esa pulsera había acompañado a Cristel durante toda su vida desde bien pequeña.Una vez mas,me vino a la cabeza una frase que desde la primera vez que la escuché se me quedó grabada “Las cosas realmente bonitas no buscan llamar la atención” y como esto,se cumple una y otra vez en las buenas historias.

 

Ya casi estábamos terminando los preparativos,Miguel se asomaba por la entrada del Palacio para dirigirse a a la Iglesia,así que rápidamente me fui con el para acompañarle en su entrada.Miguel es una persona increíble siempre sonriente transmite alegría desde el primer minuto y como no,en su dia vestía impecable.

Vuelvo rápidamente con Cristel,para acompañarla hasta la iglesia.Estaba radiante,a medida que nos aproximamos a la Iglesia,nervios y emoción aparecían en esos momentos irrepetibles.

Después de una ceremonia llena de instantes emotivos,gracias en buena parte a todos los amigos y familiares de Cristel & Miguel,que lo hicieron posible,nos dirigimos al cocktail,dejando en paréntesis nuestra sesión de pareja,ya que al buen cielo Asturiano,le gusta el suspense y no se sabia si llovería o saldría el sol.

Finalmente unos pequeños rayitos de sol se asomaron entre las nubes así que,aprovechamos ese momento para realizar la sesión que teníamos programada,el escenario que el Palacio de Meres nos ofrecía es increíble,así que alejándonos del ajetreo del cocktail,nos fuimos a la parte del palacio donde un bosque seria el marco perfecto para nuestros protagonistas.Quiero aprovechar al máximo estas sesiones ,siempre en la linea natural y sencilla que marca mi estilo,ofreciéndoos la libertad que necesitáis para sentiros cómodos y disfrutar del momento que es de lo que se trata.Antes de terminar visitamos por última vez la parte superior de la iglesia,ya que Cristel me había comentado,que le encantaba esa zona y que razón tenia porque ese rincón no podía ser mas bonito.

Después del cocktail,nos dirigimos al comedor que fue el momento anterior al inicio del fiestón de su boda en el Palacio de Meres.

En resúmen,un lugar único,para una pareja muy especial,Cristel & Miguel desbordaron alegría y ganas de pasarlo bien.Esto es algo fundamental,las ganas de reir a carcajadas,de divertirse y disfrutar la experiencia de un día tan importante en vuestras vidas.

Cristel y Miguel escogieron un lugar tranquilo y se rodearon de gente muy especial.Pero fueron ellos,con su alegría y ganas de disfrutar al máximo,los que hicieron de ese dia algo único.

Por mi parte,Cristel & Miguel,daros las gracias por permitirme acompañaros y a vuestros familiares y amigos,por ser tan absolutamente geniales conmigo.

 

Leave A

Comment

Cristel
julio 26, 2017
Mil gracias a ti por plasmar un día tan especial con tanta profesionalidad y cariño, un recuerdo insuperable.
Responder
    Josecastano
    julio 27, 2017
    Lujazo poder acompañaros en un dia tan increible 😉😉😙
    Responder